Dolor por herpes zóster (Culebrilla) y
Neuropatía postherpética

Home / Dolor por herpes zóster (Culebrilla) y Neuropatía postherpética

Historia de un paciente:

La señora Maria de 62 años de edad, estaba de paseo en un día soleado, mas tarde al llegar a su casa empezó con un dolor leve en la mama derecha, ella pensó que había cargado mal su bolso, o que el calor le había hecho sudar y le lastimó la piel, entonces espero a que se le pasara el dolor. En la noche el dolor creció, así que decidió tomar un analgésico que tenia en casa. Fue necesario tomar varios analgésicos, pero a pesar de esto el dolor se incrementó y no le permitió dormir en toda la noche.

Su hija le revisó la piel pero no pudo observar nada y le puso una pomada para el dolor que tampoco ayudó mucho.

Dos días después al estarse bañando sintió que el agua le lastimaba, aunque no estaba más caliente que lo habitual, incluso cuando se puso la ropa María emitió un quejido, pues el roce leve de la tela le generaba dolor, además tenía ardor en más zonas de la piel por lo se observó al espejo y con sorpresa vió que tenía unas ronchitas. Pero esas pequeñas ronchitas eran muy molestas.

En la piel tenía como un camino de ronchitas rojas, con vejigas de agua, estaban en el pecho pero también había hacia la espalda y al tocárselas le dolían mucho.

Pensó que el sostén le había lastimado por lo que se puso una ropa más holgada para que no le lastimara.

No quiso acudir con el médico, porque pensó que se le pasaría rápido, pero tres semanas después no mejoraba, incluso ya era mayor el dolor, que ademas ya se le había pasado a la espalda, lo que no la dejaba dormir en varios días. Porque el dolor siempre era mayor en la noche.

Las lesiones en la piel ya habían curado, incluso dejaron unas cicatrices grandes, pero muy dolorosas. Fue entonces cuando finalmente acudió al médico quién diagnostico herpes zóster, y le indicó un medicamento para el virus, una pomada para la piel y una analgésico.

Pero el dolor no disminuía, por lo que empezó a desesperarse ya que no había forma de que sintiera alivio. Sus amigos y familiares le recomendaron otros analgésicos que continuo tomando y así pasaron tres meses de su vida.

Por fin regresó con su médico nuevamente quien ahora le diagnostico “neuropatía post-herpética”

Ella se preguntó:
- ¿Qué es eso?
- ¿Y porque me sigue doliendo?
- ¿Y cómo se me quitará este dolor que me ha desgastado tanto la vida?


Ubicación y Contacto

¿Cómo podemos ayudarte?

Telefonos:
5247-0116 y 5246-5000
ext. 3008
Horarios de atención:
Lunes a Viernes:
10:00 a 14:00 hrs.
16:00 a 20:00 hrs.

En caso de urgencias comuníquese al:
5247-0116
Emails:
dolor_angeleslomas@tratamientosdeldolor.org
clinicadeldolor@tratamientosdeldolor.org
El Departamento de Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos del Hospital Ángeles Lomas está organizado por profesionales líderes altamente calificados de todas las especialidades que atienden a personas con dolor. Aviso de Privacidad
tratamientosdeldolor.org © 2021